Café para olvidar

El sonido de la cafetera era especialmente fuerte aquella mañana. Cuando el oscuro líquido llenó su taza del supermercado, un cálido olor inundó la cocina y se extendió por toda la casa. Volvieron a ella aromas exóticos que creía olvidados. Volvió a ella el recuerdo de aquellas vacaciones en Costa Rica, y de aquella habitación de hotel en un 4° piso sin ascensor. Los brillantes amaneceres en los que el sol bañaba la estancia acariciando su espalda y reflejándose en los preciosos ojos color caoba de aquella persona que ya no estaba en su vida.

Recordó aquel mercado en el se entremezclaban toda clase de fragancias distintas, y ruidos y voces de diverso origen que confundían irremediablemente sus sentidos, pero que contagiaban su ánimo de esa especie de alegría y entusiasmo compartido por todos los que allí se encontraban, entre clientes, turistas y vendedores.

Una gran variedad de inciensos, toda clase de comida y bebida, incluso animales, cada cual más extraño que el anterior, conformaban aquel mercado. Aunque en el ambiente predominaba sin duda el aroma a café, intenso y penetrante.

Aquel puesto en el que estaban dispuestos diversos tipos de café: más oscuros, más claros, más espesos, más ligeros, más fuertes, más suaves…se quedó fuertemente grabado en su memoria.  Compró tres variedades de café:

Dos de ellas demasiado amargas para beberlas sin azúcar.

La otra se convirtió en la preferida de las dos, más dulce y acaramelado, ideal para acompañar un buen libro y calentar el cuerpo en las heladas tardes de invierno. El complemento perfecto para acurrucarse bajo una manta y ver la película que fuera. El apoyo que necesitaba para afrontar la horrible tarea de corregir trabajos y exámenes, y el refuerzo para las palabras de consuelo en  los malos momentos.

El café que aún seguía bebiendo ahora que ella se había marchado.

Aquella fragancia antes ligada a tantos momentos compartidos, era ahora el aroma del abandono, de una casa abandonada y de una vida vacía.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s