La caballera y el princeso

Los cascos golpeaban velozmente el pedregoso camino, y el sol se reflejaba en el negro pelaje del caballo, arrancando dorados reflejos que iluminaban la brillante armadura de su jinete. La princesa cabalgaba hábilmente, sujetando las riendas de su montura con una mano y la espada de la familia con la otra. Su capa roja, a juego con su pelo, ondeaba al igual que esté al ritmo del viento, que aullaba furioso en sus oídos a causa de la velocidad. Sus ojos, siempre atentos, rebosaban inteligencia y determinación.

Al final, el caballo se detuvo frente a un intrincado bosque por el que era imposible pasar pero nada la detendría. Bajó del caballo, se colocó el escudo a la espalda, y blandiendo la espada con ambas manos, fue cortando ramas y más ramas,  abriéndose paso por el bosque, en el que reinaba un horrible silencio.

Las leyendas decían que estaba embrujado, y nadie se atrevía siquiera acercarse, pero la princesa y futura reina no le temía nada. Con un último golpe, llegó a otro camino de piedras punzantes y negras.

Dejó atrás el bosque y anduvo por el sendero hasta llegar a un puente del que apenas quedaban unas cuerdas y unas pocas tablas. Más allá de él, se alzaba la mazmorra donde se encontraba el príncipe. Sin vacilar cruzó el puente saltando hábilmente sobre las tablas que aún quedaban.

Nada más llegar al otro lado, apareció una horrible obra con una maza ya en el aire a punto de golpearla. La princesa rodó por el suelo para evitar el golpe, al tiempo que atravesaba con su espada a la bestia. Sin detenerse, corrió a mazmorra, sorteando las trampas y los hechizos.

Finalmente, llegó a la puerta donde esperaba el prisionero y la abrió. Dentro, sobre un taburete,  el príncipe sacaba brillo a su anillo de rubí, pero al verla corrió a sus brazos gritando:

-¡Mi salvadora! ¡Me casaré contigo! ¡Sabía que un día llegarías!

-¿Casarnos? ¡Si nos acabamos de conocer! -replicó la princesa.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s